El Cine Alternativo


Contrario a lo que podríamos estar pensando, el cine alternativo, este concepto tan amplio y difícil de definir, es así, porque en realidad no hace alusión a ningún tipo de cine o género en específico, es decir, es un concepto más bien para un grupo de otros tipos de cine que no son de masas, que no es lo que con frecuencia nos encontramos en las salas de cine, por tanto se consideran una alternativa al cine comercial, al cine creado con el fin de obtener ganancias y tener éxito en las taquillas, poniendo así más énfasis en los aspectos artísticos y técnicos del cine y así es que el cine alternativo comprende una gama muy amplia de tipos o clasificaciones de de cine, donde podemos encontrar clasificaciones temporales como el Neorrealismo en Italia, Cinéma Verité en Francia, el Free Cinema en Inglaterra, Dogma 95 en Dinamarca, el Cine Novo en Brasil y más tarde el Nuevo Cine Latinoamericano; otras clasificaciones espaciales como el cine extranjero y otro tipo de cine que no se enmarca ni en el tiempo ni en el espacio, el cine independiente que hace más bien alusión al divorcio entre los realizadores y las grandes productoras, incluso a la separación de éstos con respecto a sus respectivos gremios.

El neorrealismo italiano surgió en la década de 1940, entre las cualidades que vinieron a definir esta corriente destacan por el empleo de actores no profesionales, el naturalismo a la hora de plasmar la trama, el uso de localizaciones reales, y el rechazo de lo pintoresco y estereotipado en los personajes, de forma que fuera posible conmover y, a un tiempo, estimular la reflexión socio-política. Pero lo básico fuera tal vez esa presencia de los escenarios exteriores, que de algún modo resumía una inquietud próxima al lenguaje de los documentales.

Como título inicial del ciclo, los estudiosos mencionan Obsesione (1942), de Luciano Visconti. Sin embargo, en buena medida quien acaparó los mayores méritos en esta labor fue Vittorio de Sica, responsable de filmes de calidad indiscutible, como Sciuscià (1946), Ladri di Biciclette (1948), Miracolo a Milano (1951) y Umberto D (1952).

Inmediatamente después del neorrealismo italiano surge un nuevo movimiento de cine en Francia, denominado "Cinéma Verite" o cine realidad, un estilo de cine que comenzó como una reacción europea hacia el sistema clásico de hacer películas. El cine de realidad suministra similares tipos de ilusión cinematográfica que encontramos en los clásicos de Hollywood, pero que incorpora, al realismo objetivo de las narraciones clásicas, el realismo "subjetivo", aumentando así la riqueza de la expresividad autoral.

El cinéma verité tiende a presentar personajes y situaciones de la vida real donde las cosas que pasan no siempre tienen un mensaje o propósito claro, y que en cambio se presenta muchas veces difuso, vago y hasta misterioso. A diferencia de los clásicos de Hollywood, el cine de realidad es considerado el más efectivo al retratar sus personajes más desde la vida real en toda su dimensión, porque el estado psicológico interior es incorporado también en el retrato de las tramas y personajes.

En Gran Bretaña, el Free Cinema se encuadra dentro de una estética contestataria, insatisfecha con la sociedad en que vive, crítica para con su sociedad puritana y clasista; plantea las inadaptaciones sociales que ocasionan la vida en las grandes ciudades industriales y la soledad del hombre contemporáneo en ellas. Su espíritu social es el de reacción contra las estructuras industriales imperantes, argumentos entre otros. Su contenido trasmite un mensaje basado en la lucha contra el establisment inglés, que imperaba en la sociedad de ese momento.

El año 1995, nace en Dinamarca un nuevo movimiento que pregona para el cine un nuevo concepto en la forma de hacerlo privilegiando la producción de películas simples, sin modificaciones en la post producción poniendo énfasis en el desarrollo dramático. Los directores en cuestión se comprometían a tratar sus películas respetando una serie de normas estrictas y estos filmes se caracterizan por lucir un certificado que otorga la autenticidad del proyecto y de un número de matrícula. Este certificado lo expide un comité de jueces que valoran la película y se ciernen que cumple con el voto de castidad. Para lograr esto, establecieron una serie de reglas que en su conjunto llaman voto de castidad. Los principales puntos para obtener esta certificación son:

× El rodaje debe realizarse en exteriores.
× Accesorios y decorados no pueden ser introducidos (si un accesorio en concreto es necesario para la historia, será preciso elegir uno de los exteriores en los que se encuentre este accesorio).
× El sonido no debe ser producido separado de las imágenes y viceversa. (No se puede utilizar música, salvo si está presente en la escena en la que se rueda).
× La cámara debe sostenerse en la mano. Cualquier movimiento (o inmovilidad) conseguido con la mano están autorizados.
× La película tiene que ser en color. La iluminación especial no es aceptada. (Si hay poca luz, la escena debe ser cortada, o bien se puede montar sólo una luz sobre la cámara).
× Los trucajes y filtros están prohibidos.
× La película no debe contener ninguna acción superficial. (Muertos, armas, etc., en ningún caso).
× Los cambios temporales y geográficos están prohibidos. (Es decir, que la película sucede aquí y ahora).
× Las películas de género no son válidas.
× El formato de la película debe ser en 35 mm.
× El director no debe aparecer en los créditos.

A principios de los años sesenta surgió en Brasil una generación de jóvenes realizadores que intentó combatir la situación de pobreza intelectual en que se veía inmerso el cine de este país, En su rasgo más esencial, la intencionalidad reivindicativa y crítica (con un claro compromiso de izquierdas) ha quedado siempre claramente manifiesta en el Cinema Novo. Como afirma el especialista Román Gubern, "el hambre, la alienación religiosa (cristianismo impregnado de paganismo), la sequedad de la tierra castigada por un sol implacable, la dominación colonial de los monopolios norteamericanos y el caciquismo latifundista son la savia que nutre a este cine de la indignación y de la cólera, en la más cabal expresión en clave poética del drama del Tercer Mundo que ha asomado hasta hoy en las pantallas".

El cine latinoamericano permanece durante gran parte de su historia sólo como la expresión aislada de cinematografías nacionales, en las que predominan los países de mayor producción: México, Argentina y Brasil, los que llegaron a concentrar el 89 % de la producción del continente. Sólo cuando el cine empieza a ser considerado más allá de una pura mercancía por los cineastas, artistas y críticos, y además, empieza a ser conocido por un público culto, empieza a germinar la idea de producir y difundir un cine auténticamente latinoamericano en el cuál se plantea la importancia del cine como expresión de identidad nacional y regional, así como lo son otros artes como la literatura, la pintura, la arquitectura y la música. Se destaca fuertemente la importancia del cine como instrumento didáctico, en lo político, social e histórico; como vehículo de denuncia de las desigualdades económicas, del atraso social y de la opresión política que sufren varios países del continente gobernados por dictaduras militares.

Una de las características del llamado "nuevo cine latinoamericano" ha sido el carácter personal de las películas. A diferencia del cine industrial que anteriormente dominaba el cine latinoamericano, el "nuevo cine" se basa en proyectos personales, de un director-autor que utiliza el cine como un medio de comunicación de sus ideas, sus emociones, su estética particular y la intención de reflejar en los filmes la identidad de su país. Cada película está indisolublemente ligada al nombre de su director. Es lo que los franceses bautizaron como "cine de autor", para distinguirlo de las películas en que predominan los objetivos industriales, de pura diversión, en las que poco importa quién las realiza.

Ahora bien, anteriormente he abordado algunos de los rasgos más destacables del cine alternativo, bajo la premisa de particularidades que se han dado en momentos determinados en algunos países que han hecho aportes muy importantes al sétimo arte, ahora bien para terminar es importante retomar otras dos clasificaciones que bien pueden enmarcar sus obras dentro de algunas de las corrientes ya anteriormente citadas, y estos son el cine extranjero y el cine independiente.

Con el cine extranjero entendemos el cine que es producido fuera de los Estados Unidos, más particularmente fuera de la máquina industrial que es Hollywood en este campo, por tal razón es que se ha dado en llamar cine extranjero al cine que no es “americano”. Aunque siendo más estricto con la definición, deberíamos considerar como cine extranjero a las producciones que han sido filmadas en otro país que no es el nuestro.

Finalmente, el cine independiente como lo definí de manera abreviada al inicio, hace alusión al divorcio entre los realizadores y las grandes productoras, incluso a la separación de éstos con respecto a sus respectivos gremios, son aquellas producciones que no cuentan con el respaldo de las grandes productoras cinematográficas, y por tanto no tienen grandes presupuestos para su financiamiento, se financian con capitales propios o de algunos inversionistas que se consideran realmente pequeños dentro del ámbito de la producción cinematográfica, además, por dichas circunstancias es común que cuenten con un equipo de profesionales en de producción, filmación y post-producción, que son prácticamente desconocidos.
*****
Agradezco a Hernán Montecinos la aprobación para utilizar parte de su material para el desarrollo de este tema.


2 comentarios:

Muy buen tema, tenía interés en el "cine alternativo", pero la verdad es que sabía poco de él. Ahora sé mejor en qué consiste y los requisitos...
Muy interesante.

Buenas! Me gustó mucho el artículo. Actualmente hago mi tesis sobre el cine alternativo... Podría referirme a alguna fuente que me ayude a construir las bases teóricas? Se lo agradecería muchísimo. Gracias de nuevo y saludos.

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More