La Novelización de Películas



Previamente se había tratado el tema de Las Adaptaciones en el Cine, en dicho artículo mencionaba que el cine y las adaptaciones van de la mano, los libros se han convertido en un aliado de los guionistas y han sido la causa de éxitos y fracasos en la historia de la cinematografía, si los perros son el mejor amigo del hombre, los libros son el mejor amigo del cine, al punto que en el proceso de desarrollo de guiones, las adaptaciones han tenido tanta o más importancia que las propias historias originales.

Se dice que la literatura no ha necesitado del cine para crear imágenes, lo ha hecho espontáneamente desde mucho antes que el cine existiera, por el contrario, el cine es dependiente, queramos o no, de estructuras literarias.

Ahora bien, cabe preguntarnos ¿siempre ha sido así? O ¿será que existen procesos inversos?
Pues en efecto existen, los casos de adaptaciones tienden a infinito, pero las novelizaciones, al menos en épocas más recientes no son poco menos frecuentes, pero regresemos a lo que nos concierne en esta ocasión ¿qué es una novelización? Pues con este término nos referimos al proceso mediante el cual una película basada en un guion original, tras su éxito cinematográfico es llevada después al papel, es decir, surge posteriormente un libro, un comic o una serie de impresiones que pretende llevar a la película más allá, incluso en casos donde ya han sido creadas secuelas fílmicas de las mismas.

Por lo general, la novelización es llevada a cabo con fines comerciales, para explotar el éxito de una película y hacer el título aún más rentable, aunque en otras ocasiones puede motivarse por el surgimiento de una sub-cultura generada a través de la película, fanáticos ansiosos de conocer más acerca de la historia, sus orígenes y que paso después o en otras locaciones geográficas en los mismos planos temporales.

Es común que en las novelizaciones se involucren los mismos productores de la película o incluso el guionista y que esta “versión escrita” de la película sea en realidad una ampliación del guion original, añadiendo quizás elementos borrados o no considerados en el guion final pero sí en alguna etapa de la elaboración del mismo, o en otros casos incorporen una descripción biográfica o ampliación de la misma de alguno o varios de los personajes, para hacer la historia más interesante y/o enriquecedora.
Un caso curioso de novelización fue el de la película Snakes on a Plane (David R. Ellis, 2006) la cual fue ofrecida a Shaun Hutson, un conocido escritor del género de terror principalmente, éste rechazó la tarea alegando que el guion era muy pobre para desarrollar una obra literaria a partir del mismo, dicha labor fue finalmente encomendada a Christa Faust quien terminó siendo elogiada pues en la composición literaria llevó a cabo el desarrollo biográfico de algunos de los pasajeros.

La novelización de películas como tal se ha balanceado desde lo básico de una ampliación de un guion desde las 25,000 a las 70,000 palabras, hasta la creación de verdaderas historias enriquecidas, por ejemplo en 1968 se desarrolló la obra literaria en paralelo de la película 2001: A Space Odyssey (Stanley Kubrick, 1968), dicha obra estuvo a cargo de Arthur Charles Clarke (1917-2008).

Arthur C. Clarke en realidad desarrolló junto con Kubrick, un relato corto de su autoría llamado El Centinela (publicado en 1948), adaptaron el guion y posteriormente una serie de libros (4 en total) titulada Odisea Espacial, como parte de esta serie se hallan los títulos: 2001: Una Odisea Espacial, 2010: Odisea Dos, 2061: Odisea Tres y 3001: Odisea Final.

En 2001: Una Odisea Espacial, Un monolito translúcido de color lechoso aparece repentinamente en la Tierra de hace tres millones de años, cuando los primeros homínidos empezaban su largo viaje hacia la autoconsciencia, y les afecta de alguna forma profunda e indefinible. Otro monolito negro es encontrado en 1999 en la Luna. De una geometría perfecta, el artefacto, de evidente origen inteligente, rechaza todos los intentos humanos para acceder a sus secretos, De repente, envía una señal a Saturno. La nave Discovery, tripulada entre otros por David Bowman y Frank Poole, con el supercomputador HAL 9000 controlando todos los sistemas, es enviada a Saturno en una misión de exploración a fin de averiguar el destino de la señal.

En 2010: Odisea Dos, El gobierno de los Estados Unidos está preparando la Discovery II para regresar a Júpiter y averiguar qué pasó con la misión original de 2001. Sin embargo, la Unión Soviética se adelanta y pone a punto la Leonov que, aunque tripulada por soviéticos, también lleva a bordo a tres norteamericanos conocedores de las interioridades de la Discovery, entre los que figuran dos personajes de la novela anterior: Heywood Floyd y el Dr. Chandra, creador de HAL 9000.

En 2061: Odisea Tres, la humanidad ha empezado la colonización del Sistema Solar, pero nadie se ha atrevido a aterrizar en Europa. Sin embargo, una serie de circunstancias imprevistas obligan a la cosmonave Galaxy a efectuar un aterrizaje de emergencia. Varada en una desconocida playa de Europa, la Galaxy sólo puede ser socorrida por la Universe, una nave concebida como crucero de recreo que en esos momentos se encuentra realizando un viaje de prueba en el Cometa Halley. Entre sus pasajeros volvemos a encontrarnos con un centenario Heywood Floyd. Otro viejo conocido, el Monolito, también reaparece en la superficie del satélite.

Finalmente, en 3001: Odisea Final, se cuentan las aventuras de Frank Poole, el astronauta que fue asesinado por HAL 9000 en 2001: A Space Odyssey. Su cuerpo es descubierto en el Cinturón de Kuiper después de flotar en el espacio durante un milenio. En un golpe de extraordinaria buena suerte, el vacío y la extremadamente baja temperatura del espacio han conservado su cuerpo, y la tecnología médica del futuro puede revivirlo. Es trasladado cerca de la Tierra del año 3001 para su recuperación física y mental. El autor hace entonces un ejercicio de imaginación, describiendo algunos de los fantásticos adelantos tecnológicos, políticos y sociales que la humanidad ha conquistado a lo largo del milenio transcurrido desde el accidente de Poole.

Es de esta forma que podemos ir descubriendo que a pesar de lo estigmatizada que podría sonar la palabra novelización por el trasfondo comercial que conlleva o que en principio nos hace pensar, la misma en realidad puede brindar aportes muy interesantes al séptimo arte, a las obras cinematográficas como tal y en ocasiones hasta brindarnos respuestas a interrogantes que las películas nos dejaron.

Por ejemplo, nos hemos preguntado ¿dónde estaba el Joker durante el desarrollo de la historia The Dark Knight Rises (Christopher Nolan, 2012)? Pues más allá de la muerte de Heath Ledger (1979-2008), pues resulta que según la novela literaria, el Joker forma parte de la nueva Arkham Asylum, siendo el único habitante tras su reconstrucción después de los eventos en Batman Begins (Christopher Nolan, 2005), viviendo en confinamiento sin tener con quien “jugar”.

Otra respuesta interesante es la que surge al preguntarnos ¿por qué como lo plantea Star Wars: Episode I - The Phantom Menace (George Lucas, 1999) solamente pueden haber dos Sith al mismo tiempo? Resulta que según la novela hace  2,000 años solían haber tantos Sith como fuese posible pero su naturaleza egoísta, ambiciosa y traicionera les llevaba a matarse entre sí, convirtiéndolos en un grupo realmente débil, Darth Bane sobrevivió a esta purga y se dio cuenta que por su naturaleza los Sith no podían trabajar juntos como grupo y decidió que dos era la máxima cantidad que podían haber sin hacerse daño uno al otro.

Se han preguntado ¿de dónde salió Gizmo, el tierno mogwai de los Gremlins (Joe Dante, 1984)? Pues cuenta la novela que los mogwai fueron creados como una raza ultra pacifista por un científico extraterrestre llamado Mogturmen y enviaría un mogwai a cada planeta del universo para enseñar a sus habitantes a vivir en paz, siendo la Tierra el primer planeta parte de su experimento.


En fin, como se ha podido exponer, la novelización brinda aportes interesantes, quizás la mayoría de ellas son copias al carbón de las obras cinematográficas inspiradas en guiones originales, muchos de estos libros quizás sobre estimados, pocos de ellos realmente valiosos, pero en fin son una parte ineludible del mundo del cine, la literatura y las imágenes vuelven a encontrarse y así seguirá siendo, pero no deberíamos privarnos de leer un libro de estos, deberíamos de intentarlo y  crear nuestras propias conclusiones, al final una película más, un libro más en nuestras vidas no nos hará daño.

0 comentarios:

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More