¿Cómo Hacer Cine?


En esta ocasión traigo un documento más que destacable autoría de Alejandro Jodorowsky llamado ¿Cómo Hacer Cine?, pues bien, por si no saben quién es o con la simple intención de refrescar un poco acerca de este hombre, les contaré que Alejandro es escritor, filósofo, dramaturgo, actor, poeta, director teatral, director de cine, guionista de cine, ompositor de bandas sonoras, escultor, escenógrafo en cine, guinista de comics, dibujante, autor de "Fabulas Pánicas", instructor del tarot, mimo, psicoterapeuta y psicomago. Nació en Chile en el año de 1929, hijo de inmigrantes rusos, como lo define él mismo "nací en tierras conquistadas a los peruanos y bolivianos, en el paralelo 22", entre los 40's y 50's creó el teatro de mimos y realizó obras en el Teatro Experimental de la Universidad de Chile.

Abandonó Chile y en México comenzó su carrera fílmica. En 1970 realizó "Fando y Lis" y después "El Topo" en 1971, un western surrealista y existencial que permanece al cabo de los años como una película de culto admirada por cineastas y cinéfilos. Más tarde se radicó en Francia donde trabajó durante largos años como mimo en la compañía del afamado Marcel Marceau. Después de muchos años alejado del cine, realizó "Santa Sangre" el año 1989 y "The Rainbow Thief" ("El Ladrón del Arcoiris") en el año 1990.

Desde niño se vinculo con la magia, dos de sus cómics más difíciles de encontrar están nutridos de gran cantidad de esas enseñanzas: "El Dios Lama" y "Alef Thau". En esta última serie se le enseña a un niño sin brazos ni piernas a salir de su envoltorio físico -su cuerpo denso- utilizando otros vehículos (cuerpos) más finos y etéreos que cohabitan invisiblemente dentro del cuerpo denso. También se realizan viajes astrales, todo ello propio de la enseñanza esotérica.

Sus comienzos en el mundo del cómic se remontan a 1966, época en la que creó "Aníbal 5", una saga futurista dibujada por Manuel Moro. Al año siguiente concibió "Fábulas Pánicas", y en 1975 conoció a Moebius, un momento clave en la vida y obra de Jodorowsky, pues con este dibujante realizó la saga de éxito mundial, "El Incal", además de la adaptación de "Dune". Entre su extensa obra como guionista de comic, destacan "Alef Thau" dibujada por Arno, "El Angel Carnívoro" o la más reciente "El Dios Lama".

Hoy en día Alejandro Jodorowsky reside en París y mantiene una actividad intelectual frenética: todos los días escribe varios cómics que configura con diferentes dibujantes, escribe poemas, novelas, ensayos, más obras de teatro... sin parar. Obras que verán la luz en los próximos meses y años completando una hiperbólica obra de un autor único.

Ahora bien, tras presentarles un poco de su destacable biografía, les presento... ¿Cómo Hacer Cine?

Primera Lección:
Sentarse desde que amanece hasta que anochece frente a un árbol sintiendo la luz. Volver siete días seguidos y hacer lo mimo.

Segunda Lección:
Volver en la noche con una linterna e iluminar el árbol desde infinitos puntos.

Tercera Lección
Colocarse a un kilómetro del árbol. Mirarlo fijamente y avanzar centímetro por centímetro hacia él hasta que después de algunas horas se tope la corteza con la nariz.
(Las dos primeras lecciones sirven para desarrollar el sentido de la luz, la tercera para desarrollar el sentido de la distancia.)

Cuarta Lección:
Colocarse en un interior o paisaje y moverse pensando que el propio pecho fotografía, luego que la cara fotografía, luego que el sexo, luego las manos.

Quinta Lección:
Ponte en un lugar y siente que eres el centro de él. Luego siente que estás siempre en la superficie alrededor del lugar. Al final rompe la idea de centro y superficie. Estás ahí. todo está en ti y fuera de ti al mismo. Eres parte del lugar. Existe el lugar. ¡Tú has desaparecido!.

Sexta Lección:
Busca el color en lo que no tiene color. toma una página blanca y ve sus colores. Toma una página negra y ve sus colores. Ve los colores de un vidrio transparente. Descubre el arco iris en un pedazo de tierra, en un escupa, en una hoja seca. Expresa el color con materiales sin color. En verdad te pregunto, ¿sabes cuántos colores tiene la piel de tu cara?

Séptima Lección:
Siente las yemas de tus dedos como si fuera la punta de tu lengua. apoya las yemas en los objetos del mundo pensando que son frágiles, que la menor presión los puede quebrar. Pídeles permiso antes de tocarlos. Antes de apoyar los dedos en su superficie, siente cómo penetras en su atmósfera. Aprende a sentir y acariciar con respeto. Cualquier acción que hagas en el mundo con tus manos o tu cuerpo puede ser una caricia.

Octava Lección:
Piensa que los actores viven dentro de un cuerpo como centro de una caverna. Pídeles que no griten con su boca, sino dentro de su boca. Que no expresen con la cara, sino que sientan debajo de la cara. Cuando me desespero, desde adentro, doy puñetazos dentro de mi pecho que está inmóvil frente a la cámara. No me expreso con movimientos, sino con vibraciones. Vivo debajo de la superficie. La superficie del río no se mueve, pero tú sabes que lleva corrientes profundas.

Novena Lección:
No importan los movimientos de la cámara. Ella debe moverse sólo cuando no se puede quedar quieta. Tú llevas el alimento en la mano. La cámara es un perro. Hazla que con hambre siga al alimento. El hambre hace que el animal se borre. No hay perro, hay hambre, no hay cámara. Hay acontecimientos. Nunca te puedes comer la manzana entera en el mismo instante. Tienes que dar mordiscos. Mientras comes tienes una parte. Debes saber que el trozo que mascas no es la manzana entera. Nunca puedes tener la manzana entera en la boca porque por muy grande que sea tu boca, no puede caber en ella el fruto que es parte del árbol ni el árbol que es parte de la tierra. La pantalla es tu boca. Allí entran pedazos. Partes del accidente. No intentes trabajar con tomas absolutas. No creas que existe la mejor toma. A la manzana la puedes morder en cualquier sitio. Si la manzana es dulce, no importa por dónde empieces a comerla. Preocúpate de la manzana, no de tu boca. ¡Cineasta! Antología de fragmentos, tú también un fragmento; tu película inconclusa, eres parte, eres continuación. No hay cierres. Mata la palabra fin. Empezarás una película el día en que te des cuenta que simplemente continúas. No busques el prestigio. Desdeña los efectos. No adornes. No pienses lo que la imagen va a producir. No la busques. Recibe las imágenes. La caza está prohibida. La pesca permitida.

Décima Lección:
Nunca trabajes en el papel tus movimientos de cámara. Llega a los sitios pensando que no vas a mover la cámara, que no vas a iluminar, que no vas a inventar. Llega vacío, sin la menor intención. Echa a andar el motor de la cámara y vive. No crees escenas, crea accidentes. Esos accidentes no los crees en dirección a la cámara. Tú no estás haciendo una película, estás metido en un accidente. Parte del accidente son tus movimientos de la cámara.

Undécima Lección:
Y de pronto el gran placer. Una toma pensada con la cámara opinando con luz artificial, con “Actuaciones” (¡un verdadero postre!). En verdad te digo, por este camino puedes llegar a hacer películas de Hollywood de los años 40. Si quieres ser un gran cineasta de vanguardia, vuelve a filmar “Lo que el viento se llevó”, exactamente igual, con actores de cuerpos gemelos a los de Clark Gable y Vivien Leigh. Si logras que tu película no pueda distinguirse de la original, has pasado a la historia.


0 comentarios:

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More